TARTA HELADA DE LECHE MERENGADA (con bizcochos de soletilla)

Print Friendly, PDF & Email


Estrenamos nueva semana, l@s que ya habéis agotado las vacaciones o todavía estáis esperando para disfrutarlas tenéis 5 días de trabajo por delante, trataremos de hacerlos algo más agradables y llevaderos con un postre fresco muy sencillo; tarta helada casera, estupenda para los paladares más exigentes, con la que quedaréis como verdader@s chefs.
Una tarta fría como esta es magnífica para poner el punto y final en comidas o cenas pudiendo degustarla en el día a día y en grandes celebraciónes, su delicioso sabor cautivará a cuant@s la prueben, estoy segura de que repetirán más de una vez.
Por su aromático sabor la leche merengada es una de las bebidas estrella del verano, la receta original lleva claras de huevo a punto de nieve (merengue), en este caso vamos a prescindir de ellas sustituyéndolas por nata montada y yogur griego para lograr una textura más cremosa.
Nuestro postre de ayer domingo ha sido un trocito de esta tarta (todavía no la hemos terminado a pesar de ser golos@s, jajaja) os aseguro que no va a daros pereza prepararla, se hace rápidamente y está de rechupete, pero lo mejor de todo es que a la hora de la sobremesa solamente tendréis que abrir el congelador.
Puesto que nadie puede resistirse a una rica tarta helada empezamos a trabajar.

tarta helada


TARTA HELADA DE LECHE MERENGADA (con bizcochos de soletilla)

INGREDIENTES:
  • 20 bizcochos de soletilla
  • 300ml de leche entera
  • 500ml de nata para montar (crema de leche)
  • 2 yogures naturales (griegos)
  • 1 rama de canela
  • 1 piel de limón
  • 80g de azúcar blanco
  • 75g de azúcar glass
  • canela en polvo (para decorar)
PREPARACIÓN:
  • Forrar un molde desmontable con papel vegetal.
  • Hervir la leche con el azúcar blanco, la rama de canela y la piel de limón. Retirar del fuego, tapar el recipiente y dejar infusionar hasta que enfríe.
  • Montar la nata con el azúcar glass.
  • Colar la leche e incorporar los yogures, remover hasta mezclarlos completamente.
  • Añadir la nata montada, poco a poco, con movimientos envolventes.
  • Montar la tarta en el molde preparado alternando capas de bizcochos y crema.
  • Congelar 6/8 horas.
  • Sacar la tarta del congelador 10/15 minutos antes de consumirla y decorarla con canela molida.
Una tarta de leche merengada que pasará a ser uno de vuestros postres favoritos si la probáis ¡Cuidado, es adictiva!

tarta helada


Seguimos con más propuestas refrescantes, otra que me ha encantado ha sido este “Helado de crema inglesa sobre bizcocho de almendras” su autora es mi queridísima amiga Inma y me faltan palabras para describirlo, pero no son necesarias, salta a la vista que es una auténtica ricura simplemente mirando la fotografía.

tarta helada

Como despedida os ofrezco “Helado de fresa con leche condensada”.

tarta helada

Que aproveche!!!

Gracias por tu visita.

Nos vemos pronto!!!


2 thoughts on “TARTA HELADA DE LECHE MERENGADA (con bizcochos de soletilla)

Vuestras opiniones y comentarios son muy importantes, me ayudan a seguir y a mejorar día a día. Deja el tuyo.