COSTILLAS GUISADAS CON PIMIENTOS Y PATATAS

Print Friendly, PDF & Email
Para chuparte los dedos a la hora de la comida no necesitas complicarte mucho haciendo recetas de platos súper elaborados, con unas simples costillas guisadas comerás divinamente.



Este guiso de costillas y patatas es el plato que necesitas para reponer fuerzas después de una mañana intensa de trabajo. Un manjar al alcance de cualquiera, saludable, fácil, económico y de lo más sabroso. Me imagino que lo habrás comido cientos de veces, pero por si no es así te dejo mi manera de hacerlo. No te preocupes, la dificultad es nula, lo comprobarás en el momento que leas los pasos de su preparación.
La mayoría de guisos y estofados son muy similares por lo tanto no encontrarás nada que no sepas ya. Hay miles de recetas para preparar un guiso de patatas con costillas, cada cual tiene la suya propia, pero todas tienen algo en común, un suculento resultado.



Los guisos caseros siempre son bien recibidos entre los nuestros, nada mejor que un plato de abuela, el éxito está asegurado. Cualquier época del año es buena para saborear unas patatas guisadas con costillas ¿Te apuntas?



COSTILLAS GUISADAS CON PIMIENTOS Y PATATAS

INGREDIENTES (4 personas):
  • 1 placa de costilla de cerdo
  • 3 pimientos medianos (1 rojo, 1 verde y 1 amarillo)
  • 4 patatas (medianas)
  • 1 cebolla (pequeña)
  • 3 dientes de ajo
  • 125/150ml de aceite de oliva
  • 50ml de coñac
  • 100ml de vino blanco
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Hebras de azafrán
  • Agua (c/s para cubrir los ingredientes)


PREPARACIÓN:
  • Cortar la costilla, salpimentar, dorar las piezas en el aceite caliente y reservar. Separar 4 o 5 cucharadas (soperas) de aceite para hacer el guiso y descartar el sobrante.
  • Sofreír los ajos laminados y la cebolla picada finamente en el aceite reservado.
  • Añadir los pimientos cortados en trozos medianos. Pochar todo junto 8/10 minutos a fuego medio.
  • Introducir de nuevo las costillas en la cazuela, regar con el coñac y el vino blanco. Reducir.
  • Agregar las patatas picadas en porciones medianas, las hebras de azafrán, el agua necesaria para cubrir el conjunto y poner a punto de sal.
  • Guisar, a fuego lento, hasta que la carne y las patatas estén tiernas (45/50′ aproximadamente).
Las recetas tradicionales son insuperables, con estas costillas guisadas conquistarás a todo aquel que las pruebe. Toma buena nota y guarda la receta, con el otoño a la vuelta de la esquina le sacarás mucho partido.

costillas guisadas


Más recetas de guisos de carne fáciles:

«Albóndigas con patatas caseras» – Disfrutando de la cocina

costillas guisadas

«Ternera gallega con patatas y Albariño» – El crepitar de los fogones

estofado de ternera

Que aproveche!!!

Gracias por tu visita.

Nos vemos pronto!!!

SUSCRIBETE ¡¡ES GRATIS!!

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 26.863 suscriptores

 

 

 

 

Chus Pita

Vuestras opiniones y comentarios son muy importantes, me ayudan a seguir y a mejorar día a día. Deja el tuyo.

Volver arriba

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: